La Xunta de Galicia le concede la “Medalla Castelao”, máxima distinción cultural de Galicia. Funda con el nombre de GARGALO su bodega, en cuyos terrenos se plantaron las primeras seis mil cepas de las variedades autóctonas Treixadura, Godello, Dona Blanca, Arauca, Bastardo y Mencía.