ROBERTO VERINO

15 / 10 / 2014

Echanove y Verino unen su pasión por el vino en ‘Seducción Especial’

Seduccion Especial Gargalo

El diseñador Roberto Verino y el actor Juan Echanove han presentado ‘Seducción Especial’, resultado de la unión de dos vinos especiales de Gargalo y Cinema Wines.


Roberto Verino y Echanove 

Se trata de una edición en caja de madera con tres botellas de Terra Do Gargalo sobre lías 2013 de la Denominación de Origen Monterrei y otras tres de Cinema crianza 2010 de la DO Ribera del Duero. Una combinación entre el cine y la moda, entre el tinto y el blanco, que ofrecerá en exclusiva Lavinia, con una producción limitada (400 unidades).

Caja Seduccion Especial

La presentación de “Seducción Especial” corrió a cargo de Roberto Verino, propietario de Gargalo, y de Juan Echanove, socio de Cinema Wines, quienes coincidieron en subrayar la complementariedad de los dos vinos. “Las gargantas del Támega y las llanuras castellanas, exprimidas con tiento y humildad, respetando tradición pero mirando hacia el pasado mañana, son y serán las premisas esenciales sobre las que nos presentamos a ustedes para ofrecerles nuestra sangre. Una sangre blanca y negra. Ying y Yang”, relató Juan Echanove.

El actor resumió el nacimiento de este proyecto como consecuencia de una gran sintonía entre ambos y una pasión común: el vino. “Antes de juntar nuestros vinos en una caja, Roberto y yo nos sentamos en una mesa para conocernos. La sonrisa dejó paso a la risa y dejamos que ambos vinos se liaran sobre las lías que nacen en Monterrei, se revolcaran península abajo, hasta caer en maridaje en las tranquilas aguas del Duero a su paso por Valladolid”.

Por su parte, el diseñador Roberto Verino mostró su satisfacción por poder hablar de vino y de “toda posible sabiduría sobre el vino” en “un verdadero templo” como es Lavinia. “El vino, como ustedes saben tan bien como yo, es un milagro que alguien —aún no sé quién pudo ser— enmarcó prodigiosamente en esa frase sencilla y llena de sabiduría: las uvas las hizo Dios, pero el vino lo inventó el hombre. He llegado a la conclusión de que sí, el vino es un invento de los hombres, pero en cuanto te descuidas, los dioses te lo vuelven a robar”. "Comamos, bebamos, hablemos y ya verán ustedes cómo empiezan a aparecer enseguida los síntomas inconfundibles —vean ya sean ángeles, hadas o meigas— de que nos hallamos en el cielo”.

Botellas Seduccion Especial